La Trochita pone marcha a un proyecto que cuidará el ambiente

Ingeniero Jacobacci, ciudad desde donde parte La Trochita, fue hoy el escenario elegido para lanzar el proyecto de elaboración de biocombustibles a partir de residuos plásticos y aceites para ser utilizados por el histórico tren. Con el fin de hacer posible el proyecto, el gobernador Alberto Weretilneck entregó un aporte no reembolsable de $1.552.000.

 


La idea que se llevará a cabo entre diversos organismos provinciales -la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el Tren Patagónico y la Secretaría de Ciencia y Tecnología- es financiada en conjunto con Nación a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología.

“Cuando las ideas son buenas, surge naturalmente la colaboración. Y por eso que este proyecto encontró todos los acuerdos y consensos necesarios”, explicó el ministro de Economía, Agustín Domingo.

En este sentido, el funcionario destacó que el aporte brindado por la Provincia es un complemento a la financiación nacional. “El proyecto trae diversos beneficios: el ambiental, ya que reducirá fuertemente el volumen de residuos sólidos urbanos que se generan en las distintas localidades; el turístico, para que La Trochita pueda aumentar las frecuencias; y económico, ya significará un ahorro para la provincia y para la administración de Tren Patagónico”.

 

Una gran idea que se vuelve realidad

El proyecto, que inició hace un año, debía dar respuesta a la necesidad de reutilizar o almacenar de forma segura el gran volumen de plásticos usados en la Región Sur.

Ante esta necesidad, planteada por la Secretaría de Ambiente, la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia propuso aplicar la tecnología de pirolisis como alternativa para convertir estos plásticos en combustibles. Asociado a ello, “La Trochita” que estaba en pleno proceso de restauración para su puesta en marcha, significaba una excelente oportunidad para que estos combustibles tengan un usuario directo.

Tomando como ejemplo el Punto Limpio con el que cuenta la localidad de Ingeniero Jacobacci (construido en vagones reciclados), y basado en que las cantidades que se acopian son muy significantes, se propuso sumar a los municipios de la Región Sur en la puesta en marcha del proyecto. Las comunas involucradas son Pilcaniyeu, Comallo, Ingerniero Jacobacci, Maquinchao, Los Menucos, Sierra Colorada, Ramos Mexía y Valcheta. Cada municipio deberá instaurar en su localidad un punto limpio que permita recepcionar los residuos reciclables. Luego dichos materiales serán trasladados hasta la localidad de Jacobacci mediante el Tren Patagónico, donde estará instalada la planta.

Esta pequeña planta piloto contará con al menos cinco puestos de trabajo, los cuales pueden incrementarse a mediano plazo. Las cantidades de combustibles obtenidas aproximadamente serán por cada 1000 kg de plásticos 800 litros de combustible.

El emplazamiento de la planta piloto estará ubicada dentro de terrenos del Tren Patagónico, permitiendo de esta forma optimizar la carga y descarga de los vagones que trasladarán el material a reciclar.